6 Etapas al Exito - Parte 1
6 Etapas al Exito - Parte 1
- By JoelGroat, Sin comentarios -

Un camino al Desarrollo de Relaciones Redentoras

 

No hace mucho me tocó entrenar a un grupo de jóvenes en como evangelizar a personas de una tradición religiosa muy diferente a la suya.  Fue un grupo de calidad - inteligentes, serios y compasivos. Después de varias horas de capacitación, como parte del entrenamiento, entablamos conversaciones donde yo tomé el papel del religioso y ellos la parte de un Cristiano.  Su meta era impactarme espiritualmente con lo que habían aprendido. 

 

Durante la capacitación les había animado evitar temas o polémica que traería contienda. En vez de eso deberían intentar girar la conversación a la gracia de Dios y el evangelio.

 

Me di cuenta que habia fallado en un aspecto de la capacitación. 

 

Al dialogar, noté que casi siempre buscaron algo errado con la religion para hacer preguntas que atacaban o buscaban exponer la falla de dicha religion.  En corto, al momento de verse frente a frente con un representante de la religion (aunque este era situación artificial e imaginaria) su tendencia de defecto era buscar una area débil para provocar alguna duda o inquietud.  Como se puede imaginar, estas conversaciones no llegaron a incluir la gracia o una explicación del evangelio bíblico. No fue por falta de deseo de compartir su fe, fue por falta de dirección.

 

Les habia dado su meta pero no les habia dado el camino al exito. 

Hay razones porque nuestras conversaciones con gente de otras religiones pueden volverse tensos o confrontativos. En un momento de estrés relacional, con potencial de confrontamiento o al sentirnos incomodos o no preparados, la adrenalina produce el efecto de luchar o huir de lo que amenaza nuestro bienestar. En ese momento, sin entrenamiento apropiado, somos capaces de tirar la primera piedra que encontramos a la mano, repitiendo la peor o más escandalosa cosa que hemos escuchado sobre el grupo. Tal vez no la mejor forma de comenzar una nueva relación.

 

En adición, la cultura común de hoy día (especialmente dentro de los redes sociales) es, al vernos frente a una persona con una posición o idea ajena y opuesta a la nuestra, atacar a sus creencias falsas para sacarle de su error lo más pronto posible.

 

Pero estas reacciones tienen poco que ver con amar a nuestro prójimo y no son provocados por el Espíritu de Dios. Para evitar esto necesitamos ser transformados en nuestras mentes y encontrar un mejor camino para desarrollar relaciones redentoras guiados por compasión y el Espíritu Santo.

 

Si has considerado o intentado conversar con una persona de otra religion, sabes que pueda ser intimidante, y no importa que este sea mormón, testigo de Jehová, musulmán, u otro. Aun cuando es amigo, compañero de trabajo o un familiar querido, puede ser dificil y incomodo saber llegarles con la verdad sin entrar en contienda. Necesitamos un plan con pasos específicos. Creo que el camino a una relación redentora incluye seis etapas principales y tocaré brevemente estos a continuación.  Luego en siguientes entradas trataré cada uno en más detalle. Reconociendo estas seis etapas relacionales y los pasos para ir de uno al otro nos ayudará evitar contienda, pleito y debate y conducirá a un ambiente de comprensión donde el evangelio puede ser presentado y escuchado abiertamente.

 

Las Seis Etapas en el Desarrollo de Relaciones Redentoras

Introduccion.  Recordando la naturaleza espiritual y cósmica de la batalla. Nada bien se logra sin intervención divina. 

 

Etapa 1.  Haciendo conexión personal. Una curiosidad que dice “me importas.”

 

Etapa 2.  Estableciendo campo común. Una exploración que dice “te entiendo.”

 

Etapa 3.  Encontrando terreno común espiritual positivo. Un relacionar que dice “te valoreo.”

 

Etapa 4.  Explorando el pecado que nos separa de Dios. Una explicacion que dice "tu situacion me concierne."

 

Etapa 5.  Despertando un sentido de necesidad espiritual personal. Un analisis que dice "te quiero ayudar." 

 

Etapa 6.  Presentando el doble intercambio como nuestra unica esperanza. Un compartir que dice "Jesus te puede salvar."

 

Introducción. Recordando la naturaleza espiritual y cósmica de la batalla. Impacto espiritual solo se logra con intervención divina.  

 

Debemos recordar: Quien es Dios.  Quienes somos nosotros.  Quienes son ellos.

 

Quien es Dios. Recuerde que la batalla es espiritual y que el Dios que puede hacer muchísimo más de lo que podríamos pedir o pensar está de nuestra parte. Él puede y nos usará para cumplir su voluntad.

 

Quienes somos nosotros. Somos totalmente dependientes de Dios. Jesus dijo, “Separados de mi nada podéis hacer” (Juan 15:5). Sabiendo esto entramos en cada encuentro con una dependencia esperanzada en Dios, confiando que El puede liberarnos a amar a la persona donde sea que se encuentre.  Esto nos quita la presión de lograr algo o persuadirlos de algo con nuestras propias fuerzas.  Nuestra meta principal es que experimentan el amor de Cristo por medio de nosotros. 

 

Quienes son ellos. Son personas muertos en pecado (Efesios 2), en lazos del diablo para hacer su voluntad (2 Timoteo 2:26), y van a rechazar, detener y obstruir la verdad en su injusticia (Romanos 1:18).  La lógica sola no los cambiara.  La mejor evidencia sola no los convencerá.  Sin una intervención de Dios permanecerán espiritualmente cegados por el dios de esta edad (2 Corintios 4:4).  Por eso relacionamos con ellos con amabilidad, humildad y mansedumbre, confiando que Dios abrirá su corazón y mente. Con esto como fundamento podremos proceder por las etapas de relaciones redentoras. 

 

Este es un camino al éxito y la transformación espiritual. 

 

En nuestra próxima entrada trataremos Etapas 1-3: Haciendo una conexión personal, estableciendo campo común y encontrando terreno común espiritual.  

 

Subscríbete al blog para no perder este serie. 

Se parte de nuestra comunidad redentora - comparta sus comentarios y preguntas abajo.