El Regalo de 'Estar Bien'
El Regalo de 'Estar Bien'
- By JoelGroat, Sin comentarios -

El regalo más grande y más importante es estar bien con Dios.  Sabemos lo que es no estar bien con alguien, ¿verdad? Piensa en el último conflicto que tuviste con tu marido, o tus padres, u otra persona importante en tu vida.  Ese sentir al saber que uno esta mal con otra persona es feo y hasta puede dejarnos enfermo del estomago por el estrés y la distancia relacional.  Y no es difícil quedarnos mal con otro - una palabra, un descuido, una acción egoísta, y la relación se deshace, por lo menos por un tiempo.  Y eso es con otra persona que tampoco es perfecto, que tiene sus propios fallos y problemas.

 

Dado eso, ¿Entendemos de verdad la inmensa imposibilidad de lo que tenemos en Jesucristo?  Estar frente, cara a cara con el Dios perfecto, justo, todo-poderoso, El que no puede tolerar ni la más mera pecado, y saber que al estar en su presencia, no solo estamos bienvenidos, estamos deseados y tan amados por El que su corazón salta con alegría a vernos.  Que le podemos llamar “Abba” que es decir, “Papi” o “Papacito” y disfrutar la ternura y cariño de su aceptación y deleite.  A pesar de todo nuestro pecado diario, estamos bien con Dios.

 

Quiero animarte a tomar un tiempecito durante este Navidad y reflejar cuan lejos estamos de la perfección necesaria para no recibir el castigo y la ira de Dios que tanto merecemos, y a pesar de nuestras faltas, fallas y traiciones, no tenemos un espíritu de temor, sino de amor, poder y dominio propio.  El Dios que conoce todos mis pensamientos, todos, me puede recibir en su presencia con amor y gozo.   La loca realidad es que no puedo estar mal con Dios - por los menos de Su punto de vista.  No hay nada que puede interrumpir el fluir de bondad, amor y aceptación que Dios dirige hacia mi como su hijo o hija.  

 

¿Disfruto de eso? ¿Me siendo agradecido por eso?  ¿Es Dios suficiente para mi? Y cuando no lo hago y no lo siento, ¿me doy cuenta que Dios sigue siendo igual hacia mi y solo espera que yo me de cuenta de la realidad de su amor para mi para que puedo ir corriendo en arrepentimiento a sus brazos abiertos y sentir el abrazo de mi Abba tan bueno? Por eso Jesus dejó el cielo y ese ambiente donde el disfrutaba una relación de intimidad perfecta con su Papa - el lo dejó para que yo lo pudiera experimentar. Yo estoy bien con Dios - y eso es el regalo más grande de cada Navidad.  

 

¿A quien vas a amar hoy con el amor que has recibido de tu Abba?

 

Deseándote una muy feliz e intima Navidad con tu Dios y tus seres más queridos.  

Papa Joel

 

Escribame como te ha impactado el amor de Dios en estas navidades o tal vez otras.